Cuando las palabras no concuerdan con el corazón

Una vez escuché esto y lo encontré genial; ser espiritual es vivir aquí en este mundo con todo lo que significa…

Tener trabajo…no tener trabajo…que te despidan…que te odien…que te dejen…que te abandonen…que no te amen como deseas…

Que tengas éxito…que tengas prosperidad por mil…que conquistes el mundo….que tengas viajes maravillosos…que seas inmensamente feliz…

Ser espiritual no es estar meditando todo el día en la «punta del cerro» o sea en el Tibet (lo dijo el Dalai Lama).

Amo meditar, pero no lo es todo en la vida.

Ser espiritual es vivir y de la mejor manera con todo aquello que nos pasa.

Ocupar nuestros recursos internos para superar lo que estamos viviendo.

Recordar quienes somos.

Estar en el presente y con una nueva consciencia cada vez.

Vivir lo que dicta tu corazón…y observar que te dicta tu corazón…porque lo que das recibes.

Si te sientes mal, échale una miradita a tu corazón y pregúntale que le pasa.

  • Si es capaz de vivir así.
  • Si le falta amor.
  • Si recibe amor.
  • Si da amor.
  • Si está repitiendo una y otra vez lo mismo, será por…
  • Es amor o ama el amor (a veces amamos tanto el amor, que no sabemos lo que es amar).

Cuando tus palabras no concuerdan con tu corazón, tu vida tampoco.

Vuelve a tu ser espiritual, busca en tus recursos internos el amor y vuélcalo a tu vida.

Sintoniza con tu esencia, que es lo real…lo otro es una ilusión inventada por los miedos.

Deja que la vida te sorprenda de formas maravillosas.

Un abrazo y bendiciones,

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 ideas sobre “Cuando las palabras no concuerdan con el corazón”